miércoles, 21 de agosto de 2013

Señales.

Hay tres muescas
en el quicio de mi puerta,
Una la hizo el amor huido,
entrando de madrugada.
Otra fué huella de la desesperanza.
Y la más chiquita
la que dejó,
el discurrir de tus lágrimas

6 comentarios:

  1. Ooooooooooh!!!!!! Eres una artista,Balconada, una artista.
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lenteja, es halagador por tu parte aunque apenas describo lo que veo.
      Besos, desde la balconada.

      Eliminar
  2. Hay hogares que están llenos de huellas emocionales, verdad?

    Veo que ultimamente te ha dado por la poesía...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo deja huella, más o menos profunda, más o menos visibles.
      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias. Está bien conseguir dar utilidad al dolor superado.

      Eliminar